Informe técnico: Validación de Forzasil-K en Ají Capsicum

El presente informe tiene la finalidad de mostrar la relación entre el Forzasil-K y el Ají Capsicum.

Introducción

Sobre el ají capsicum

Así llamado por su centro tradicional de producción, la ciudad mexicana de Jalapa, en Veracruz, es una de las variedades picantes de Capsicum annuum más extensamente cultivadas y consumidas en América. El fruto del jalapeño es carnoso y alargado, alcanzando los 7 cm de largo y alrededor de 3 de ancho en la base.

Se emplea tanto en verde como en rojo, es una variedad medianamente picante, entre 2500 y 8000 puntos en la escala Scoville, aunque la intensidad del sabor depende en gran medida de las características del terreno y de la variedad de semilla. Buena parte de la capsicina, el alcaloide que provoca la picazón, se concentra en las venas y semillas en el interior del fruto; retirarlas antes de su empleo proporciona un sabor más delicado.

Sus frutos son firmes, aromáticos, de buen sabor y de aspecto atractivo por lo cual tienen muy buena aceptación en el mercado extranjero.

Como los restantes cultivares de C. annuum, el jalapeño se planta habitualmente en épocas cálidas, lo favorecen las altas temperaturas. Normalmente se cosecha alrededor de los 70 días después del trasplante, rindiendo entre 25 y 35 frutos por planta.

Demanda

La demanda a nivel internacional de los diferentes tipos de ajíes muestra una tendencia creciente y sostenida, en consecuencia, las exportaciones peruanas del producto especialmente en su presentación seca, triturada o en polvo, así como en conservas han experimentado un crecimiento explosivo durante los últimos años, esto ha permitido posicionar al Perú entre los principales exportadores del producto a nivel mundial.

Es por esta razón que las áreas sembradas de ajíes se vienen incrementando día a día; sin embargo se nota un aparente desorden en cuanto a la planificación de las siembras y por otro lado el nivel de manejo varía ampliamente de productor a productor; por lo que se requiere unificar criterios buscando objetivos comunes que permitan ofertar productos de calidad y con altos rendimientos; lo cual permitirá a la vez garantizar la rentabilidad.

Objetivo de la prueba

Esta prueba tuvo como objeto evaluar el efecto de la aplicación foliar y por sistema de riego de Forzasil-K, un compuesto en base a Silicio y Potasio que le puede conferir múltiples beneficios al cultivo y que pueda desencadenar un incremento de la producción final.

Objetivos específicos

  • Demostrar la eficiencia de Forzasil-K como mejorador en la calidad y rendimiento en el cultivo de Ají Jalapeño variedad Mitla.

  • Identificar el o los tratamientos con Forzasil-K, que incidan en el incremento del rendimiento en Ají Jalapeño.

  • Determinar los beneficios y bondades que pueda brindar la aplicación de Forzasil-K en el cultivo de Ají Jalapeño

Materiales y métodos

El presente trabajo se llevó a cabo en terrenos del Sr. Ray Zeballos, el cual se encuentra ubicado a la altura del Km 171 de la Panamericana Norte, en el centro poblado de Medio Mundo, Distrito de Vegueta, provincia de Huaura, en el departamento de Lima.

La parcela contaba con sembríos de Ají Jalapeño variedad Mitla, que tiene un porte intermedio con 55 a 70 cm de altura, precoz, con fruto verde intenso excelente y de dureza alta, que fue trasplantada el 19 de diciembre del 2016, con almácigos elaborados en la empresa Agro génesis, con una edad de 45 días de edad.

La preparación del terreno se llevó a cabo en forma mecánica y consistió básicamente de barbecho, rastreo, nivelación, delimitación del área de siembra. El área de ensayo fue destinada conjuntamente con el Ing. Pablo Botín y el dueño de la parcela, destinándose un área de 1.0 Ha para dicha práctica. El terreno donde se estableció el experimento presenta un suelo arenoso.

La densidad utilizada fue de 45 mil plantas por hectárea en líneas regantes a 0.9 metros de separación entre plantas. La aplicación de los nutrimentos se realizó en el agua de riego a través del sistema por goteo, mediante un tanque fertilizador hermético que funciona con diferencia de presión entre el tanque y el agua de riego que circula en el sistema a través del cabezal de control.

La dosis de fertilización total fue de 200 – 60 – 220 dividida en 8 partes y aplicada cada 15 días. Como fuentes de Nitrógeno, Fósforo y Potasio se emplearon, Urea, Nitrato de amonio, Nitrato de Potasio, Nitrato de Calcio, Fosfato mono amónico y Ácido Fosfórico.

Factores de tratamiento

Como único factor de tratamiento se empleó al Forzasil-K (Silicio + Potasio) en estado líquido, que es probado en diferentes dosis vía foliar y por sistema de riego. Dichos tratamientos serán incorporados tanto en las aplicaciones fitosanitarias como en la fertirrigación que se efectúan en el cultivo.

El campo experimental presenta un pH del suelo de 8.1 y un pH del agua de riego de 7.8. Al tener el producto un pH alcalino, se adiciona previamente al caldo químico un adherente, regulador de pH (Break Thrup), para evitar posibles complicaciones futuras.

La prueba consistió de 4 tratamientos probados sin repetición, los cuales fueron el resultado de la combinación de dos maneras de aplicación del producto, por sistema y por vía foliar.

Las aplicaciones foliares se efectuaron con mochilas fumigadoras, con la dosis acordadas previamente y detalladas más adelante. Dichas aspersiones son incorporadas en las aplicaciones fitosanitarias que realizan en el cultivo, el producto no presenta inconveniente alguno en la combinación con fungicidas, insecticidas y foliares empleados por el agricultor, respetando siempre el orden de incorporación de insumos al caldo aplicativo.

Datos de la parcela

Nombre: Lote III.

Área: 10000 m2.

Densidad: 45000 plantas.

Para el desarrollo de este ensayo, se ha tenido en cuenta el ciclo vegetativo del cultivo, a fin de determinar el momento idóneo de la aplicación del producto.

Cuadro N°1: Tratamientos propuestos

Tratamientos propuestos

En coordinación con el ingeniero encargado, se establece realizar evaluaciones 15 días después de concluida la segunda aplicación foliar en adelante, a fin de monitorear los avances que se puedan tener conforme avanza el desarrollo del cultivo.

Para realizar las mediciones y evaluaciones, se eligen al azar 20 plantas de la parte central de las subdivisiones establecidas en el campo tratado, a fin de evitar posibles problemas y contratiempos que presenten los límites fronterizos de la parcela.

Al tratamiento que ya tiene establecido el agricultor, se le adiciona la propuesta efectuada con los diversas aplicaciones de Forzasil-K que se les brinda, tanto vía foliar, vía edáfica y la fusionada.

Variables a investigar en Forzasil-K

Desarrollo vegetativo

Crecimiento de plantas

Estrés de plantaciones

Tamaño de frutos

Rendimiento/ha

Resultados de prueba en Forzasil-K

Realizada la primera evaluación del campo experimental, se nota un ligero incremento del crecimiento vegetativo del cultivo de Ají Jalapeño en la parte tratada con Forzasil-K, en comparación con el testigo, así como un color verde más intenso. Los cambios son más notorios en la parte aplicada tanto vía foliar como a través del sistema de riego.

Cuadro N°2: Crecimiento promedio de las plantas (cm.)

Crecimiento promedio de las plantas (cm.)
FORZASIL-K
TESTIGO

Para la segunda evaluación se procede a realizar mediciones de las plantas, ver el desarrollo vegetativo actual de las mismas para poder determinar la conformación de la contextura de las plantas.

Con estos datos se establece que el área aplicada con Forzasil-K vía foliar y por sistema, tiene una conformación mayor al testigo, con una altura promedio de 50 cm, hojas más grandes, mayor número de ramificaciones y brotes nuevos, plantas más saludables y vigorosas, con un color verde intenso y un menor ataque de plagas y enfermedades.

FORZASIL-K
TESTIGO
FORZASIL-K
TESTIGO

En la tercera evaluación se hace más notoria la frondosidad de la planta, que tienen una mejor contextura, plantaciones más fuertes, con menor ataque de plagas y enfermedades, coloración verde, hojas más grandes y con una fructificación uniforme y equilibrada en comparación con el testigo.

El campo testigo denota clorosis en sus hojas, más propenso al ataque de plagas y enfermedades y con ello ingresa de manera más rápida al periodo de fructificación, además de ir tomando color rojo aquellos frutos que cuajaron más rápidamente.

Al llegar más temprano a la madurez los frutos, hace que las plantaciones lleguen de manera temprana a su periodo de senectud antes de lo previsto, por lo que el periodo de cosecha se acorta en comparación con las demás plantaciones.

FORZASIL-K
TESTIGO
TESTIGO

Cosecha

En este cultivo es recomendable realizar cosechas previas en verde, a fin de garantizar la floración continua de este cultivo. Para esta ocasión el Sr. Zeballos tenía un acuerdo pre establecido con la empresa Omniagro S.A., quienes le habían solicitado realizar la primera cosecha cuando el fruto este maduro.

Ajíes
Ajíes

Realizada la primera cosecha, las próximas recolecciones se realizaron en fruto verde con un intervalo de cosecha de 20 a 25 días entre una y otra, para luego dejar madurar nuevamente los frutos en la cosecha 4 y 7, para lograr la madurez de los frutos, se esperó un tiempo de 45 días.

Al cabo de realizadas 8 cosechas del cultivo de Ají Jalapeño variedad Mitla, se logra una producción total de 31145 Kg. en la hectárea tratada con Forzasil-K, en comparación a los 22820 Kg. cosechados en la hectárea testigo, en las que están incluidas las cosechas en verde y de frutos maduros, logrando un incremento de producción de 26.7% más, en el área aplicada con Forzasil-K.

El peso promedio de cada fruto cosechado fue de 3.5 g, con un diámetro promedio de 3 cm.

ajíes en balanza
ají medidas
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

Publicaciones Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *