¿Deberiamos apostar por las pinturas de silicato?

La respuesta es un rotundo sí. Las pinturas de silicato son de un mineral que les da una enorme resistencia en el exterior, lo que hace que sean de lo más apropiadas cuando se quiere cubrir los muros exteriores. Se adhieren al soporte mineral mediante una reacción química insoluble y no forma película superficial. La transpirabilidad o permeabilidad al vapor de agua de la pintura de silicato equivale a la del soporte sobre el que se aplica.

¿Qué es una pintura de silicato?

Acelerantes con base en silicatos - Proquinsa

La pintura al silicato es una pintura mineral que emplea como aglutinante el silicato potásico. El principio de la técnica de los silicatos se basa en la unión mineral insoluble de la pintura con el soporte mineral, a través de una reacción química conocido como silicificación o petrificación. La pintura al silicato fue inventada y patentada en 1878 por el investigador alemán Adolf Wilhelm Keim, inicialmente como pintura para murales artísticos en fachadas, en un clima frío y húmedo en el que la técnica del fresco de cal no perduraba.

¿Cuándo se usan las pinturas de silicato?

Pintura de silicato

Son perfectas para los soportes minerales, caso de los revoques minerales y el hormigón. No son tan adecuadas para los soportes de plástico, madera y a la hora de aplicarlos sobre otro tipo de pinturas en aceite o plásticas.

La permeabilidad al vapor de agua de las pinturas de silicato es igual a la del soporte. Todo ello significa que las pinturas de silicato impiden prácticamente que se difunda el vapor de agua. La humedad que contiene en la obra o en el revoque es posible que lo difunda hacia el exterior sin impedimento alguno. Todo ello colabora a que las paredes estén secas y no haya daños en las obras.  Son perfectas para aplicar en paredes.

Es una pintura monocomponente de alta calidad, a base de silicatos, que petrifica con el substrato mineral sobre el que se aplique, produciéndose una reacción de silicificación controlada, que proporciona una película muy resistente de aspecto mineral. Tiene gran capacidad de penetración y es de larga duración. No cuartea, e impermeabiliza y protege las superficies pintadas contra la agresividad de los agentes atmosféricos. Favorece el equilibrio termohigrométrico de los muros y paredes por la excelente transpirabilidad que le proporciona su estructura microcristalina originada por la precipitación de la sílice coloidal.

Las pinturas de silicato están basadas en materias primas minerales, siendo muy respetuosos con el medio ambiente. Al durar mucho, hace posible el ahorro de recursos y de lo que están compuestos. Al no tener sustancias nocivas, ayuda a proteger también nuestra salud, por lo que son especialmente apreciadas en el campo de la bioconstrucción.

Características y propiedades del silicato

Mundo Constructor | Pintura mineral: Una alternativa saludable y ecológica para pintar las paredes

Como está reforzada con siloxanos, esta clase de resina de silicona le da la propiedad de absorber el vapor, pero no el agua, con lo que consigue una óptima circulación de la humedad. Cuentan además con una gran resistencia a la luz, lo que es fundamental cuando se habla del uso de exteriores.

Las pinturas minerales de silicato están caracterizadas por su gran durabilidad, incluso pueden llegar a superar los cien años. Buena prueba de esto la encontramos en el ayuntamiento pintado con pintura  mineral en el siglo XIX de la localidad de Schwyz en Suiza.

Entre las propiedades más importantes está la de cubrir extraordinariamente bien las imperfecciones de la pared, pudiendo rellenar las grietas o usarlas para revocar. Esto hace que sean muy indicadas para poder restaurar otra clase de pinturas o cubrir piedras de origen natural, dando ese efecto uniforme tan buscado.

Son perfectas para restaurar edificios antiguos, aunque se usan con frecuencia para decorar diseño de interiores, con lo que consiguen efectos espectaculares.

¿Qué tipo de pinturas al silicato existen?

Pinturas minerales
  1. La pintura al silicato de dos componentes es la fórmula original de la pintura al silicato. La pintura se formula en obra, de la mezcla directa de dos componentes: los sólidos que llegan en polvo (pigmentos y cargas) y el líquido que es el propio silicato potásico. Es una pintura muy buena y aporta grandes propiedades de transpirabilidad y durabilidad a la fachada. Resulta una pintura muy dura que genera mucha resistencia a la base, y mal aplicada puede llegar a levantarla. Según las condiciones de aplicación también puede generar sales. 
  2. La pintura de dispersión al silicato es la que en España se conoce directamente como pintura al silicato y es la más fácil de encontrar. Tiene un 95% de sustancias minerales varias (silicato potásico, agua, pigmentos, cargas minerales, silicato líquido…) y un máximo de un 5% de cargas no minerales, que pueden ser muy variadas (resinas, estabilizantes, hidrofugantes -siliconas-…) que mejoran sus propiedades o le dan más durabilidad. 
  3. Pintura al sol- silicato: en la pintura a la dispersión se usa como ligante el silicato potásico, que no se adhiere a soportes orgánicos (como paredes ya pintadas con pintura plástica). En un proceso químico, si al silicato potásico se le extrae la potasa, ese nuevo material (llamado sol de sílice) hace que sí se pueda aplicar sobre esos soportes. Por lo tanto, las pinturas al sol-silicato tienen como ligantes esa combinación de silicato potásico + sol de sílice.

¿Cómo aplicar la pintura al silicato?

Pinturas minerales de silicato potásico para interior y exterior

Es conveniente asegurarnos de que la superficie donde vamos a aplicarla está limpia y totalmente seca. Antes de pintar, prepararemos la pared con una solución de imprimación, que encontraremos nuestra tienda online.

 Al prepararla, es importante tener presente que debemos hacer la mezcla de pintura y diluyente de una única vez, si es posible, ya que, de lo contrario, es difícil encontrar la tonalidad exacta de nuevo.

Se puede pintar tanto con brocha como con rodillo o pistola, pero nunca lo haremos si da el sol directamente en la superficie a cubrir, si llueve o si hace viento.

Normalmente aplicaremos dos manos de pintura, pero siempre dejando pasar al menos 12 horas entre ambas.

 A veces, puede haber elementos delicados alrededor de la pared en la que vamos a trabajar; el cristal, el metal o la cerámica, deben cubrirse, y si aún así llegan salpicaduras, es necesario limpiarlo lo más rápido posible con agua.

Después de leer este artículo, ¿te animarías a probar las pinturas al silicato?

Recuerda que estas pinturas se basan en materias primas minerales. Son muy respetuosas con el medio ambiente en su fabricación y efecto. Su larga durabilidad permite ahorrar recursos y su composición, libre de sustancias nocivas, protege el medio ambiente y la salud. Por ello, las pinturas de silicato son muy apreciadas hoy, sobre todo en el campo de la bioconstrucción.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

Publicaciones Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *